Psicolive psicologos

Calle de Goya, 57. 1º Derecha
28001, Madrid

De Lunes a Viernes:
9:00-20:00

+34 677 26 19 64   · info@psicolivepsicologos.com

Tratamiento psicológico para ADULTOS

Tratamiento de la depresión

Tratamiento psicológico para ADULTOS

Tratamiento de la depresión

¿Te sientes muy triste o desmotivado y no sabes qué te pasa? A lo largo de nuestras vidas pasamos por muchas situaciones complicadas que nos provocan tristeza y otras emociones desagradables (por ejemplo, si fallece un familiar muy cercano). Sin embargo, no es lo mismo estar triste que estar deprimido. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre el tratamiento de la depresión y sus características. Así podrás reconocerla y entenderla mejor. Si en el proceso sientes que necesitas ayuda, en Psicolive Psicólogos podemos ayudarte. Puedes pedir cita aquí.

Índice

¿Qué es la depresión? ¿Qué son los trastornos del estado de ánimo?

La vida es una sucesión de situaciones que vienen acompañadas de emociones. En una situación normal, por ejemplo, estaremos muy alegres y felices si conseguimos un ascenso en el trabajo o si aprobamos esa asignatura que era tan difícil. Por otro lado, nos sentiremos enormemente tristes, si acabamos de separarnos de nuestra pareja, o muy preocupados, si nos vamos a someter a una operación arriesgada. Ante estas situaciones es normal sentir esas emociones. El problema surge cuando esas emociones aparecen ante situaciones no realistas, de manera demasiado intensa o durante demasiado tiempo. Es aquí donde podemos encontrarnos con un trastorno del estado de ánimo.

La depresión es, por tanto, un trastorno del estado de ánimo, en el que nos encontramos la tristeza y la falta de motivación y de energía como síntomas principales. Así, la persona que la sufre va dejando de realizar actividades que le gustan, porque no se siente motivada para ello, aparece la inhibición conductual y, poco a poco, el aislamiento social. La depresión, además, se caracteriza por pensamientos intensos, automáticos y negativos. Éstos suelen ser acerca de la propia persona (“soy un inútil, no sirvo para nada”), de los demás (“qué pereza quedar con éste, si es que luego siempre me cuenta lo mismo”) y del futuro (“¿para qué voy a estudiar?, si no voy a ser capaz de superarlo, soy un inútil. Además seguro que no valgo para esto.”).

tratamiento_depresion

En una depresión leve, el paciente es capaz de observar de manera más objetiva estos pensamientos. A medida que se va agravando el problema, éstos aparecen de manera más frecuente e intensa, haciendo que la persona no se los pueda cuestionar. Además, es frecuente que no le permitan a la persona concentrarse en otras actividades mentales (leer, responder preguntas, solucionar problemas…). Todo esto se ve validado por las distorsiones cognitivas que presenta la persona. Esto es, formas erróneas de interpretar la realidad. Aparecen como base en la mayoría los pensamientos y un pensamiento puede presentar más de una. Por ejemplo, pensamiento dicotómico + afirmaciones “debería”: “siempre me pasa lo mismo, no debería confiar en nadie más”.

Tipos de trastornos depresivos y del estado de ánimo

Como quizá hayas imaginado, si un trastorno del estado de ánimo es la aparición de emociones de forma muy intensa, durante mucho tiempo o en situaciones poco realistas, habrá más de un tipo de trastornos del estado de ánimo. No hablaremos, por tanto, únicamente de depresión. Éstos son:

Trastorno bipolar

Es común pensar que las emociones desagradables como la tristeza o la ansiedad son “malas”, cuando, en realidad, solo son desagradables y, por el contrario, muy útiles para nuestra supervivencia. Lo que comúnmente se conoce como “malo”, en psicología preferimos llamarlo “desadaptativo”, porque no nos está ayudando a superar una situación, sino que lo hace más complicado. En este sentido, cualquier emoción puede ser desadaptativa si la sentimos demasiado intensamente y nos desborda.

tratamiento-depresion

El trastorno bipolar refleja justo esta desadaptación, ya que se caracteriza por episodios de euforia y alegría intensas que desbordan a la persona (Manía-Hipomanía), seguidos de episodios de inmensa tristeza y apatía (Depresión mayor). En la fase (hipo)maníaca aparece un aumento de energía exagerado y se alteran los patrones de sueño y alimentación de la persona, que apenas necesita dormir y puede consumir gran cantidad de alimentos. Para hablar de trastorno bipolar es necesario que cada uno de estos episodios tengan una duración mínima de 6 meses.

tratamiento-depresion

Existen dos tipos de trastorno bipolar:

  • Tipo I: Se caracteriza por episodios maníacos, en los que la persona presenta una fuerte euforia, pudiendo tener incluso alucinaciones. Es el tipo más grave de trastorno bipolar.
  • Tipo II: Se caracteriza por episodios hipomaníacos, donde la persona presenta una fuerte euforia, pero es más leve que en los maníacos.

Es una enfermedad orgánica, por lo que el tratamiento primordial será farmacéutico/médico y suele ser crónico. Pese a esto, la terapia psicológica puede resultar de gran ayuda como apoyo del tratamiento psiquiátrico.

Ciclotimia

La ciclotimia es un trastorno del estado de ánimo caracterizado por episodios de elevada euforia, seguidos de episodios de intensa tristeza. No se considera un trastorno bipolar porque es mucho más leve, no se llegan a dar episodios de (hipo)manía ni de depresión mayor. Pese a esto, puede causar malestar en la persona y se recomida, dado el caso, acudir a un especialista en salud mental.

Depresión mayor

La depresión mayor es lo que entendemos comúnmente por depresión grave. Tiene lugar cuando nos sentimos tristes y sin energía la mayor parte del día durante al menos dos semanas. Puede venir acompañada de:

  • Sentimientos de desesperanza, culpa, inutilidad.
  • Tristeza intensa y ganas de llorar.
  • Falta de energía, agotamiento y cansancio.
  • Pérdida de interés y retraimiento social.
  • Alteraciones del sueño (excesivo o demasiado poco)
  • Alteraciones del apetito (aumento o disminución de las ganas de comer y del peso corporal).

Muchas veces estas personas son incapaces de hacer algo, no porque no quieran, sino porque no tienen las energías necesarias para ello.

Distimia

La distimia es un estado de ánimo deprimido que aparece durante casi todo el día y con una duración de al menos 1 año. Es más leve que la depresión mayor, ya que este estado de ánimo no es tan intenso ni afecta tan gravemente al funcionamiento de la persona, que puede continuar con su vida normal. Además, no tiene una duración tan prolongada, ya que la depresión mayor suele cronificarse.

Depresión atípica

La depresión atípica es un trastorno del estado de ánimo caracterizado por los mismos síntomas que en una depresión mayor, pero con una mejora significativa por diferentes sucesos externos positivos.

Trastorno ansioso-depresivo

Se trata de un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la aparición de síntomas de ansiedad en conjunto con síntomas de depresión. Por tanto, encontramos una ansiedad y preocupación excesivas y una tristeza y apatía que se retroalimentan. En consulta se evalúa el caso y los síntomas que presenta la persona y se diseña un tratamiento ajustado a sus circunstancias.

Síntomas de la depresión

Ante un trastorno depresivo podemos encontrarnos varios síntomas que nos ayudan a identificar de qué se trata. Sin embargo, si crees que puedes estar sufriendo un episodio depresivo, lo mejor es que acudas a un profesional, en Psicolive Psicólogos podemos ayudarte.

Los síntomas de la depresión se clasifican en 5 grupos:

Los síntomas fisiológicos son las reacciones que tiene el cuerpo en respuesta a lo que le ocurre a la mente. En el caso de la depresión suele ocurrir una “desactivación corporal”, por lo que aparecen síntomas como:

  • Falta de energía
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de estómago.
  • Dolores musculares
  • Alteración de los patrones de sueño: La persona puede presentar dificultad para dormir, para mantener el sueño o periodos de sueño demasiado largos.
  • Alteración de los patrones de alimentación: La persona puede presentar una ingesta excesiva de alimentos o, por el contrario, falta de apetito y, con ello, una disminución de la ingesta. También puede aparecer la ingesta de alimentos menos saludables.
  • A partir de la alteración de los patrones de alimentación, se observan cambios en el peso de la persona.

Los síntomas cognitivos son el tipo de pensamientos y dificultades en algunos procesos mentales que suelen aparecer en la depresión. Estos pueden ser:

  • Los pensamientos suelen ser rígidos y catastróficos.
  • Pensamientos obsesivos y muy recurrentes acompañados de la sensación de tener poco control sobre ellos.
  • Es posible que aparezca una ideación suicida, propiciada por el malestar general que presentan estos pacientes.
  • Aparece una gran autocrítica y una devaluación de las capacidades propias.
  • Dificultad para concentrarse, prestar atención, tomar decisiones, memorizar y planificar.

La depresión viene acompañada siempre de una tristeza inmensa que desborda a la persona, pero también nos podemos encontrar otras emociones:

  • Tristeza
  • Ira intensa
  • Ansiedad
  • Desesperanza
  • Vacío
  • Inestabilidad emocional

¿Qué comportamientos suelen aparecer cuando tenemos depresión? ¿Cómo nos comportamos? En la depresión pueden aparecer diferentes conductas que nos ayudan a identificarla:

  • Disminución de actividades que nos gustaban. Aficiones o Hobbies que antes realizábamos a menudo, de repente no nos apetecen o no tenemos energías para realizarlos.
  • Movimientos muy rápidos o muy lentos.
  • Inquietud
  • Pasividad
  • Evitación de ciertas situaciones que no deberían causar malestar.
  • Cambio de hábitos.

La depresión afecta mucho a cómo nos relacionamos con los demás:

  • Aislamiento social: una persona que antes veía a sus amigos todos los días, de repente no sale de casa.
  • Dificultad en las habilidades sociales: La persona pierde la capacidad de comunicarse con los demás. Siente que no tiene nada importante que decir o siente que hará el ridículo al decir algo.

Causas de la depresión 

La depresión es uno de los trastornos más frecuentes en nuestra sociedad y uno de los trastornos mentales más discapacitantes. Podemos encontrar varias causas de ésta, aunque en la mayoría de las ocasiones, observamos que se da por la combinación de diversos factores:

Acontecimientos vitales

Sin duda una experiencia muy estresante altera el funcionamiento normal del organismo y puede producir depresión. La forma en que la persona afronta dicha experiencia puede producir una futura depresión. Por ejemplo, a raíz de la muerte de un ser querido o por la vivencia de situaciones traumáticas que no logramos superar.

Factores biológicos y genéticos

Es indudable el factor bioquímico de la depresión. Aparecen así muchos cambios en la cantidad de ciertos neurotransmisores («mensajes» químicos que se mandan las neuronas en el cerebro), como la dopamina o la serotonina (encargadas de comunicar placer o alegría). La disminución de estos “mensajes” o su mala transmisión provoca que el cerebro no pueda sentir emociones agradables. Esto da lugar a la mayoría de los síntomas de depresión antes mencionados.

Por otro lado, los factores genéticos son un factor de vulnerabilidad. Esto significa que, si alguno de nuestros padres ha sufrido depresión, es más probable que la padezcamos. Por sí sola, la genética, no causa depresión, pero nos hace más vulnerables a padecerla en combinación con otros factores.

tratamiento-depresion

Personalidad

La personalidad, al igual que la genética, es un factor de vulnerabilidad. En este caso una personalidad demasiado introvertida, obsesiva, con una elevada autoexigencia y una baja autoestima, podría, en combinación con otros factores (como una situación estresante), causar una depresión.

Aprendizaje

A lo largo de nuestra infancia vivimos una sucesión de situaciones que nos dejan aprendizajes para nuestro futuro. Estos aprendizajes son muy útiles en el momento en que se dan, pero luego pueden no ser tal útiles. Es el caso, por ejemplo, de las distorsiones cognitivas de las que hemos hablado antes brevemente. Aprendemos a pensar de una manera no realista que nos afecta a cómo evaluamos la situación y, por tanto, lo que sentimos cuando se da. Y, si por ejemplo, yo pienso que todos los hombre son iguales (sobregeneralización), me predispongo a no tener una relación sana con ellos, ya que estaré predispuesta a buscar su traición.

Tratamiento de la depresión

Lamentablemente, los trastornos depresivos son bastante graves y discapacitantes. En la mayoría de los casos, no sirve solo con querer sentirse bien y hacer el intento, sino que es necesaria una terapia. Además, en muchos casos es necesario combinar el tratamiento psicológico con un tratamiento farmacológico y dichos tratamientos pueden alargarse bastante en el tiempo.

Tratamiento psicológico 

En Psicolive Psicólogos tratamos la depresión desde la perspectiva cognitivo-conductual, siguiendo los siguientes pasos:

Para que el tratamiento de la depresión y los trastornos del estado de ánimo tenga buenos resultados, es imprescindible contar con un buen ambiente de colaboración terapeuta-paciente. Esto lo logramos con empatía, entendimiento y aceptación del paciente y su situación. Este ambiente facilita el trabajo conjunto para que podamos lograr los objetivos propuestos de manera eficaz.

Para plantear un buen tratamiento, primero debemos saber a qué nos enfrentamos. Exploraremos para ello los síntomas que presenta y las consecuencias que tienen en su vida. Además, veremos las vivencias y los aprendizajes que ha ido acumulando esta persona para conseguimos conocer el contexto del paciente. Con todo esto ya podemos avanzar al siguiente paso.

El psicólogo experto en depresión y trastornos del estado de ánimo y el paciente buscan los objetivos que tendrá el tratamiento de manera conjunta, involucrándose así ambos en su consecución. Estos objetivos deben plantearse a corto plazo, objetivos a conseguir en las próximas dos semanas como mucho, y a medio y largo plazo, objetivos a lograr en los siguientes meses y/o años.

El psicólogo experto en depresión y trastornos del estado de ánimo de Psicolive Psicólogos diseñará un programa de tratamiento ajustado a las necesidades del paciente de cara a conseguir los objetivos que se han acordado previamente. El paciente deberá realizar todas aquellas actividades y tareas que el psicólogo le vaya dando para que el tratamiento sea efectivo. Así, irán logrando los objetivos de manera conjunta.

Todo lo que se vaya consiguiendo se tendrá que medir. De esta manera vemos si la terapia está funcionando y, sobre todo, nos mantenemos motivados para continuar.

El psicólogo experto en depresión y trastornos del estado de ánimo de Psicolive Psicólogos y el paciente plantearán conjuntamente un plan de actuación. El paciente lo podrá poner en marcha cuando aparezcan las emociones de inmensa tristeza y apatía. De esta manera hay menos probabilidades de que vuelva a ocurrir. Además, una vez finalizado el tratamiento, la persona podrá volver a acudir a Psicolive Psicólogos siempre que quiera.

Tratamiento farmacológico

Se ha demostrado en diversos estudios científicos que el tratamiento más efectivo para la depresión mayor es la combinación de la terapia cognitivo-conductual con el tratamiento farmacológico. Esto es debido a la causa biológica de la depresión y trastorno bipolar, ya que un desajuste en los neurotransmisores, como hemos explicado anteriormente, causa una incapacidad para sentir emociones positivas. Para esto es necesaria la supervisión de un médico especializado en salud mental o psiquiatra, que podrá recetar antidepresivos que ayudan a recuperar los niveles normales de dichos neurotransmisores.

¿Por qué ir al psicólogo? 

Ante la depresión o uno de los trastornos del estado de ánimo, un psicólogo experto de Psicolive Psicólogos podrá ayudarte a:

·       Aprender a prever las situaciones que te producen tristeza y apatía y por qué lo hacen.

·       Aprender a manejar las emociones en dichas situaciones.

·       Modificar los pensamientos y creencias que te provocan depresión o que aparecen con ella.

·       Aumentar tu autoestima

 

·       Reforzar tus habilidades de afrontamiento